RESEÑA – TIEMPO AL TIEMPO – EL MINISTERIO DEL TIEMPO

La alarma suena en ‘El Ministerio del Tiempo’ ¡Salvador Martí ha sido atacado en su propio despacho! La patrulla formada por Amelia, Julián y Alonso deberá encontrar a los culpables a través del tiempo, mientras la vida de Salvador y la del propio Ministerio corren peligro. Una misión desesperada que necesitará medidas desesperadas.

Portada de Tiempo al tiempo
Portada de Tiempo al tiempo

Cuando en marzo de 2015 se estrenó “El Ministerio del Tiempo” en la La 1 de TVE sus creadores, los hermanos Javier y Pablo Olivares, se vieron desbordados por un éxito sin precedentes. La serie, una ficción de viajes temporales ambientada en la actualidad, era una apuesta arriesgada para el ente público. Muy pocas series de ciencia ficción –prácticamente ninguna en décadas– habían conseguido una notoriedad y repercusión  tan inmediatas en la historia de nuestra televisión. Algunas como “Plutón BRB Nero” (2008) de Alex de la Iglesia, “El Barco” (2011) lo intentaron por la rama más arriesgada  del género  con resultados de audiencia más bien discretos. Parecía que la traslación a la pequeña pantalla de la ciencia ficción o la fantasía científica estaba condenada al –relativo– fracaso.

Otras ficciones como “Los protegidos” o “El Internado” optaron por un enfoque más conservador y familiar aun encuadrándose en este género minoritario sacrificando, quizás por el camino, cierta autenticidad necesaria. No funcionaron mal, tuvieron continuidad durante varias temporadas y la audiencia les brindó su apoyo. Pero sus éxitos fueron relativos y su huella no demasiado profunda a dia de hoy. De “El Inquilino” (2004) mejor ni hablamos. Lejos quedaban los tiempos en los que Chicho Ibáñez Serrador con sus “Historias para no dormir” o José Luis Garci con sus “Historias del otro Lado” escribían con letras de otro en la historia de la televisión en España, series recordadas y homenajeadas aun a día de hoy.

Salvador en graves apuros.
Salvador en graves apuros.

La premisa del Ministerio del Tiempo era sencilla. En España existe un ministerio secreto, oculto a la opinión pública, que durante siglos se ha ocupado de custodiar una serie de puertas que conducen a diferentes momentos y lugares de nuestra historia. Encargados de velar para que nadie altere la línea temporal a su antojo, un cuerpo selecto de funcionarios de todas las épocas vigila el buen uso de estos portales temporales. El subsecretario Salvador Martí (Jaime Blanch) comanda un ecléctico equipo en este particular ministerio. Julián (Rodolfo Sancho), un enfermero del siglo XXI, Alonso de Entrerríos (Nacho Fresneda), un soldado del siglo XVI y Amelia Folch (Aura Garrido), una de las primeras mujeres universitarias de finales del siglo XIX en España. Semana tras semana este heterogéneo grupo afrontaba diferentes  diferentes misiones con el fin de salvaguardar nuestra corriente temporal intacta.

Su planteamiento permitía que las posibilidades fueran prácticamente infinitas. No había momento o personaje de nuestra historia que no pudiera aparecer por la pequeña pantalla. El equipo del ministerio del tiempo firmó una primera temporada ejemplar que recorrió siglos de historia de una forma amena, divertida y valiente que cautivo al espectador. Casi de inmediato TVE aprobó una segunda temporada. El recién nacido movimiento “ministerico” (así se autodenominan sus fans) se amplió a redes sociales, podcast, libros y estableció un universo expandido que ampliaba la experiencia televisiva. Habiendo tocado casi cada formato conocido, aún faltaba una incursión al cómic, algo que “Tiempo al tiempo” parece que ha venido a remediar.

El equipo comandado por Spinola.
El equipo comandado por Spinola.

Escrita por el talentoso guionista malagueño Juan Torres, más conocido como “El Torres”, junto a Dessire Bressend, sobre una idea de Joseba Basalo, la miniserie nos presenta una historia trepidante. Unos intrusos han entrado al despacho del subsecretario Salvador Martí disparándole y dejándole moribundo para después huir por unas puertas temporales. El ministerio entra en alerta roja y el equipo Formado por Julián, Alonso y Amelia intentará capturar a los culpables en el Madrid de 1865 con la ayuda de Benito Pérez Galdós. El equipo “Fantasma” comandado por el inefable Ambrosio Spinola, se encargará a su vez de intentar poner orden en el propio ministerio y de ayudar al equipo de campo en el tramo final del tomo.

La parte gráfica corre a cargo del dibujante Jaime Martínez quien ya había trabajado junto al Torres en la notable “Roman Ritual” (Dibbuks 2016) firmando aquí un trabajo no tan sólido como en aquella miniserie. El dibujante quizás se abusa demasiado de un ambiente oscuro y de constantes primeros planos de los personajes protagonistas página tras página. La narrativa no llega a resentirse, pero a la larga el lector sufrirá una sensación de repetición algo incomoda. Los parecidos de los protagonistas con sus homólogos de carne y hueso son asombrosos y cuando hay que reflejar fondos detallados, también se aprueba con nota. El dibujo está rematado por unos acertados colores de Sandra Molina con separaciones de Alejandro García Cutillas.

Tiempo al tiempo añade capas de profundidad a la serie estableciendo una historia que tiene lugar en tres momentos temporales simultáneos –la serie suele situarse por lo general en dos– de manera bastante hábil. El Madrid de la transición, nuestro presente, y el 10 de abril de 1865 –Noche de San Daniel- serán los momentos elegidos para ambientar la trama. La historia es fiel a los personajes y no traiciona en ningún momento la herencia televisiva. Estamos ante una miniserie ágil, deliciosamente bien narrada, y aunque el dibujo a veces peca de ser poco dinámico y abusa de primeros planos, el cómputo global nos da un aprobado con nota. La primera incursión ministérica en el noveno arte cumple con creces y esperemos que sirva como punto de inicio para el lanzamiento de más álbumes. Desde luego el camino lo tienen marcado y el inicio no podía ser más prometedor. Pieza imprescindible para todo seguidor de la serie que se precie y un buen comic por méritos propios para curiosos y lectores de cómic eventuales.

Impresionante splash-page

El pasado junio la editorial Aleta, en su línea Evolution, puso a la venta en nuestro país un tomo con la miniserie “Tiempo al tiempo”. Un volumen en tapa dura y a todo color que en sus 112 páginas recoge, junto al propio cómic, algunos interesantes extras. Abriendo el tomo encontraremos un sugestivo prólogo de Javier Olivares, uno de los creadores de la serie de TV, exclusivo para esta edición. A continuación, tendremos un organigrama completo del ministerio a doble página que ayudará a los espectadores eventuales, o a aquellos que no hayan visto ni un solo episodio, a saber, quién es quién dentro del particular universo ministérico. Cierra el tomo un epílogo que firma el actor Jaime Blanch, quien presta su físico a Salvador Martí, subsecretario del ministerio en la ficción de los hermanos olivares. Como puede comprobarse, quienes se hagan con este volumen, no perderán el tiempo en absoluto.

Para los curiosos, aqui teneis unas páginas de muestra donde podréis echar un vistazo a parte del comic.

Un comentario sobre “RESEÑA – TIEMPO AL TIEMPO – EL MINISTERIO DEL TIEMPO

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: