RESEÑA – GHOST IN THE SHELL ARISE SLEEPLESS EYE

El presunto responsable de siete atentados con bomba por todo el mundo se encuentra en la lista de la CIA de los terroristas más buscados. Han aparecido imágenes de su entrada de incógnito a Japón. Las cámaras de seguridad lo grabaron comprando glicerina para uso industrial en el mercado negro. Después de eso, su rastro se pierde ¡Averiguar el paradero del criminal tiene prioridad absoluta!  Pero cuando Batou descubra que el sospechoso es un antiguo compañero de armas, el caso se complicará más de lo esperado. Esto le retrotraerá al momento en el que, siendo todavía un ranger, conoció a la Mayor Motoko Kusanagi. 

Portada del tomo 1 de Ghost in the Shell Arise Sleepless Eye
Portada del tomo 1 de Ghost in the Shell Arise Sleepless Eye

El particular universo de Ghost in the Shell se ha posicionado como una de las franquicias más fructíferas y longevas del manga moderno. Nacida del lápiz del autor Masamune Shirow en el año 1989, su debut como manga se produjo en la veterana revista Young Magazine. Durante tres años se estuvo serializando y finalizó su primera serie, Ghost in the Shell -hace poco reseñada en la comicteca-, en 1991. No mucho tiempo después vino la secuela, en la misma revista, con el título de “Ghost in the Shell 1.5: Human-Error processor” que se serializo entre 1992 y 1995, año del estreno del primer OVA. La tercera serie de manga, llamada “Ghost in the Shell 2: Man/Machine Interface” se publicó hasta 1997. Miniseries llenas de ideas que supusieron la piedra fundacional de todo el material animado que vendria despues y que, como veremos a continuación, no fue precisamente poco. 

Dos Ovas, ya auténticos clasicos de la animacion japonesa, vieron la luz en 1995 –Ghost in the Shell– y en 2004 –Ghost in the shell Innocence-, dirigidos ambos por Mamoru Oshii. En el año 2008 vino la remasterización de la película de 1995 con algunos controvertidos cambios que dividieron a los fans de la saga y en 2015 llegó la última película animada hasta el momento: Ghost in the Shell: The Rising. Una especie de AÑO CERO de la franquicia que contaba con el equipo que había elaborado las mini series animadas. Dichas series, Ghost in the Shell: Stand Alone Complex (2002) –dos temporadas de 26 capítulos cada una- finalizaron el en notable OVA Ghost in the Shell: S.A.C. Solid State Society” que de alguna manera ponía punto y final al universo Stand Alone Complex, que de alguna manera había adaptado libremente argumentos de las tres series en papel de Shirow.  Ya en pleno 2013 es lanzada la serie animada “Ghost in the Shell: Arise”, un remake encubierto que cuenta de nuevo el origen de la legendaria sección nueve y reimagina el mundo de Shirow con un aire más moderno y accesible. El éxito de la serie haría que en el año 2015 se empezara a publicar “Ghost in the Shell Arise: Sleepless eye”, el manga que no ocupa hoy. ¿Hace honor a todo el legado que le ha precedido? pasemos al análisis del primer tomo, publicado en castellano este mismo mayo. 

GITSArise_ (1)
Un joven Batou en su etapa como Ranger, años antes de la sección 9.

Ghost in the Shell Arise: Sleepless Eye nace como consecuencia del éxito de la serie animada homónima, emitida entre 2013 y 2016. Sin Masamune Shirow a los mandos, esta vez el trabajo se reparte entre el guionista Junichi Fujisakuquien ya había trabajado en la adaptación de GITS Stand Alone Complex– y el joven dibujante Takumi Oyama, que pese a no contar con muchos trabajos previos, sale aprobado con nota. Es la respuesta del universo de Masamune Shirow adaptado a toda una generación que conoce la franquicia más por su vertiente animada y moderna que por el manga –que recordemos tuvo su último material original hace ya 20 años por parte de Shirow– o incluso por su adaptación animada de 1995. Un nuevo Ghost in the Shell para una nueva generación que también puede –y me atrevo a decir que debe– ser disfrutado por quienes han seguido el atractivo mundo de Shirow desde el comienzo.

El primer tomo de los siete que componen la serie nos ubica en mitad de una investigación en torno a un misterioso terrorista que está sembrando el terror con una serie de ataques bomba. Su inminente ingreso en Japón hará que el germen de lo que posteriormente será la Sección 9 se encargue del caso. Cuando Aramaki desvele la identidad del sospechoso y Batou se percate de que es un compañero de su etapa como Ranger, surgirán tensiones internas en la investigación. En ese momento la acción se sitúa varios años antes, en el momento en el que un joven Ranger, Batou, y su pelotón, coinciden en mitad de una misión de escolta, que acaba tornándose infernal, con una misteriosa Cyborg llamada Mokoto Kusanagi.

33pcwfs
Kusanagi y Batou durante su primer encuentro.

Consolidada como una de las parejas más icónicas del manga y el anime moderno, la Mayor Kusanagi y Batou siempre habían mantenido su origen y relación previa como algo oculto. Muchas veces insinuado en el manga, anime u ovas, Fujisaka y Oyama saben manejar perfectamente la trama para que el lector sea un espectador de excepción de este trascendente momento. Asimilando esa mezcla entre acción, tramas de corte político y –aunque mucho menos que lo que el lector podría esperar– ambiente cyberpunk que hizo célebre al material original, los autores de Arise consiguen una obra notable. Funciona tanto como obra autónoma de accion y como parte del engranaje de GITS.

Obviamente no es una continuación ni precuela canónica de la obra de Shirow, y ello no debe suponer una decepción en ningún modo. La experiencia previa de Fujisaku, guionista de este manga, en Stand Alone Complex y la serie animada de Arise logra que desde la primera página sintamos esa sensación de familiaridad en la serie y su mundo. Este primer tomo tiene más resonancias del Arise animado que de la obra previa de Shirow.  No obstante consigue enganchar al lector de tal modo que en seguida asimila esta nueva dinámica y se deja llevar por una más que solvente trama bélica repleta de traiciones, dobles juegos, giros dramáticos y reminiscencias del mejor Masamune Shirow. Fujisaka y Oyama se erigen como unos más que dignos herederos de la batura del mundo de GITS.

gitsarise_2-1.jpg
La Mayor Kusanagi y Daisuke Aramaki, personajes esenciales del mundo de GITS.

Ghost in the Shell Arise: Sleepless eye es un más que digno comienzo que sirve como precuela a todo el universo creado por Masamune Shirow. ¿Satisfará a los seguidores del manga y el anime? Absolutamente. Junichi Fujisaku y Takumi Oyama son conscientes del material que están manejando y juegan sus bazas con tanta maestría como respeto por el material al que referencian. Todo lo que hizo grande a esta franquicia, en mayor o menor medida, está presente en esta serie. Grandes corporaciones, intrigas políticas, escenas de acción trepidantes, maquinaria imposible y cyborgs con capacidades sobrehumanas. Cada punto del ADN del original, está calcado aquí. Incluidos sus carismáticos personajes que en esta serie serán fácilmente reconocibles por los lectores veteranos o los seguidores de la saga en su versión animada.

La narrativa es mucho más fluida que en la obra original de Shirow y de manera deliberada se ha dotado a GITS Arise: Sleepless Eye de un aura de ligereza. El hilo de la historia principal se sigue de manera fácil y el lector no estará pendiente de “salirse de la lectura” leyendo decenas de pies de páginas con explicaciones de todo tipo. Esto no quiere decir que se haya rebajado el nivel de complejidad sino que se ha optado por una narrativa más descomprimida que permita al lector deleitarse con la historia a otro ritmo. Se opta por lo visual eludiendo la carga de texto –a veces excesiva– que tenía el manga de GITS original y que no le supuso pocas quejas. Quizás juega con ventaja de ser el manga de la saga más accesible y un peldaño fácil para que quienes se incorporen a la serie atraídos por la reciente película de imagen real, tengan una bienvenida que no les echa para atrás en un primer momento. Pero sea como fuere, una compra imprescindible para todo seguidor de la longeva saga.

gitsarise_4-1.jpg
El nivel gráfico de la obra es notable.

Planeta Cómic ha editado en el presente mes de mayo –tercera semana del mes, como sabréis todos los seguidores del manga – un tomo en tapa blanda con una sobrecubierta de papel ilustrada a todo color. El tomo, en un formato algo mayor de lo que la editorial suele editar sus mangas, consta de 240 páginas en blanco y negro. Complementando a la historia principal incluye también un breve adelanto del segundo tomo –que se editará en julio– y la primera parte –de tres– de una historia breve de Takumi Oyama titulada “El fin del verano”. La historia de corte apocalíptico y de ciencia ficción, totalmente desvinculada del universo creado por Masamune Shirow, hará las delicias de los seguidores del dibujante nipón. Treinta páginas donde demuestra que, fuera del universo de GITS, puede desplegar una versatilidad estilística envidiable.  Un plus para este primer tomo, de un total de siete, que sirve como precuela al mundo de Ghost in the Shell.

Un comentario sobre “RESEÑA – GHOST IN THE SHELL ARISE SLEEPLESS EYE

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: