SUPERMAN EL LADO OSCURO – RESEÑA – ECC

El cohete que salvó a Kal-El de la destrucción de Krypton aterriza en Apokolips. Allí, el último kryptoniano se convierte en un peón de la guerra interminable que Darkseid mantiene contra los dioses de Nueva Génesis. La presencia del alienígena altera el equilibrio de fuerzas en favor de Apokolips. Pero un giro inesperado traslada la contienda a un nuevo escenario, la Tierra, donde el resultado de la batalla aún puede cambiar

o_1479132083_0a1147ce15caa97d97e516584942ff41
Triptico de portadas en su edición USA

ECC acaba de reeditar “Superman, el Lado Oscuro” un tomo largamente esperado por todos los aficionados al hombre de acero.

El origen de Superman nos es de sobra conocido gracias a las numerosas adaptaciones que ha tenido a la gran pantalla desde la década de los setenta hasta la actualidad. Unos padres salvan a su único hijo de un planeta Krypton al borde del colapso enviándole con destino a la Tierra. Tras aterrizar será encontrado por una pareja de granjeros que lo criará como si fuera su propio hijo. Años más tarde le desvelarán su verdadero origen extraterrestre y adoptará su alter ego superheroico convirtiéndose en el hombre de acero.  ¿Pero qué hubiera sucedido si la nave de salvamento hubiera caído en Apokolips, cuna de Darkseid, uno de los mayores supervillanos del universo DC? ¿Qué sucedería si el ser más poderoso del panteón superheroico sirviera a los fines equivocados?

Superman_Dark_Side_001-637x1024
Acertado rediseño de Superman

El tomo, encuadrado dentro del universo “elseworlds” –otros mundos– de la editorial DC responde a estas preguntas. Nos permite ver a Superman alejado de su eterno papel de boy scout. Criado para ser un arma de destrucción masiva, encarnará el rol de instrumento final que Darkseid, su cruel padre adoptivo, usará para poner fin de manera tajante al largo conflicto bélico que durante siglos han mantenido el planeta Apokolips y Nueva Génesis, hogar de los Nuevos Dioses. Un ejército de un solo hombre que sembró la destrucción más absoluta allá por donde pase. En el primer acto de este relato alternativo podremos disfrutar de los Nuevos Dioses, personajes que Jack Kirby creó para la editorial DC a comienzos de los setenta, tras su polémica salida de Marvel Comics. Seremos testigos por enésima vez del eterno conflicto entre el bien y el mal representados por Highfather y Darkseid.  En cada viñeta de cada página se respira un respeto y admiración palpables por estos personajes y el trabajo previo de Kirby, uno de los mayores visionarios que haya tenido nunca la industria del tebeo.

Orion_Dark_Side_01
Orion de los nuevos dioses

Tras un frenético primer tramo de historia, la acción se trasladará al planeta tierra. Una vez más volveremos a la ciudad de Metrópolis, más oscura y amenazante que nunca y rediseñada para la ocasión. Personajes clásicos del universo del hombre de acero como Jimmy Olsen, Lois Lane o Lex Luthor, entre otros, entrarán en escena y tendrán un peso decisivo en el desarrollo de la trama. Dos universos tan ricos y tan dispares entre si se mezclarán dando lugar a uno de los crossovers más insólitos que se recuerden en el cómic moderno. Aun así, no hay giros imposibles en la historia y todo avanza con la precisión de un reloj suizo. Los personajes son creíbles en todo momento y no se desdibujan en un intento forzoso de hacer cuadrar la trama. Esta dará un ingenioso giro cuando Superman, tras recibir una revelación crucial sobre su origen y destino, empiece a plantearse muchas cosas. Su lealtad hacia su padre, la moralidad de sus actos y si aún queda espacio para la redención.

A los guiones contamos con el veterano John Francis Moore, autor muy activo durante la década de los 90 con numerosas colaboraciones para la editorial Marvel –Universo 2099 sobre todo–  DC -Batman/Houdini: el taller del diablo- y junto a Howard Chaykin en la recordada serie “American Flagg”. Moore juega aquí con el universo del cuarto mundo, creado por Jack Kirby, y sabe introducir hábilmente a Superman en la historia sin que desentone o se note forzado. Equilibra la trama entre momentos de reflexión y certeras escenas de acción que dotan al resultado final de un equilibrio casi perfecto. El siempre correcto dibujante Kieron Dwyer, con Hilary Barta a las tintas, es el encargado de la parte gráfica en la que, sin demasiados alardes, sale del paso, rediseñando con acierto al hombre de acero y una tenebrosa ciudad de Metrópolis. Un volumen esencial en la cronología de Superman que supuso un hito en la década de los noventa y que ahora reeditada en nuestro país por editorial ECC en un cuidado tomo de 160 páginas que no debería faltar en la estantería de cualquier fan del hombre de acero que se precie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: