ENTREVISTA A MANU GONZÁLEZ – AUTOR DEL LIBRO DIOSES HEROES Y SUPERHEROES –

 

¿Recuerdas cuál fue el primer comic que leíste?

Supongo que algo de Bruguera, algún Mortadelo o Zipi y Zape. Si hablamos de cómics de superhéroes recuerdo el primero que me produjo una sensación de estar asomándome a un mundo increíble, fantástico y extraño. Fue un tebeo de Spider-Man, “¡Nadie puede detener a Juggernaut!” (1982), con guion de Roger Stern y dibujo de John Romita JR. El personaje de Madame Web me resultó muy escalofriante.

¿Qué te motivó a escribir este libro?

Ya se habían publicado en España libros como “Los superhéroes y la filosofía” o “La psicología de los superhéroes” (este último en la misma editorial Robin Book). En Estados Unidos se han publicado bastantes libros estableciendo conexiones entre religión y cómics de superhéroes, pero en España no se había publicado ninguno. Mi interés en guionistas británicos como Alan Moore, Neil Gaiman o Grant Morrison, autores que suelen llenar de mitología, misticismo y religión sus cómics (sean o no de superhéroes), me enseñaron a interpretar los personajes de DC y Marvel desde un prisma más místico. Pero mi reciente redescubrimiento de los trabajos clásicos del Rey, Jack Kirby (creador de los Cuatro Fantásticos, Thor o los Nuevos Dioses), hizo que todo el corpus del libro tomara forma en mi cabeza desde hace un par de años. Otra figura importante es el mitólogo Joseph Campbell, quien, inspirado en los arquetipos de Carl Jung, pudo mapear un monomito universal que une todas las historias de héroes mitológicas. La nueva versión de ese monomito serían los superhéroes de los comics-books americanos.

Dioses, Héroes y superhéroes 72
¿Por qué crees que los superhéroes suscitan a día de hoy tal interés entre el público?

Ha habido una generación nacida entre los setenta y los ochenta que no se ha desprendido de sus gustos juveniles al entrar en la edad adulta, muchos lo han potenciado y transmiten su pasión por los cómics, las películas de ciencia-ficción, o cualquier otra cosa parecida, a sus hijos. Actualmente, mucha de la actual industria del entretenimiento está dirigida casi exclusivamente a ese público. Cuando yo era un crío (en España, por lo menos), podía leer Spider-Man o Linterna Verde y no podía compartirlo con mis padres, porque ellos no habían tenido experiencias con esos cómics cuando eran jóvenes. Actualmente, puedes llevar a tus hijos a ver las nuevas películas de Star Wars, jugar a ellos con figuras de acción de Marvel o contarles historias sobre Los Vengadores. Los superhéroes siempre han sido un gran faro moral para muchos lectores. Representan el bien absoluto, un ideal a lo que la humanidad podría aspirar. Pero también existen los héroes violentos, tipo Lobezno, que han tenido una gran fama entre el público porque reflejan una realidad más ambivalente, no polarizada por blancos y negros, algo que un público más adulto agradece. Desde la década de los sesenta, los problemas de la realidad cotidiana también se han reflejado en las historias de los superhéroes; se ha perdido esa pureza infantil de la Edad de Oro de los cómics y muchos cómics de superhéroes también han ejercido una función de crítica social.

¿Piensas que en este momento el comic de superhéroes está orientado a un público más adulto que hace un par de décadas?

Dennis O’Neil y Neal Adams comenzaron a introducir denuncia social en sus trabajos de los años setenta para Linterna Verde y Flecha Verde. Una nueva generación de escritores y dibujantes comenzaron a crear historias más adultas y críticas desde entonces, gente como Frank Miller, por ejemplo. Con la llegada de los guionistas británicos, con Alan Moore a la cabeza, y la influencia de los cómics de ciencia-ficción europeos, como Metal Hurlant, el superhéroe comenzó a crecer, a hacerse más adulto. Pero yo no diría que el cómic se hiciera más adulto, sino que encontró un lenguaje común que pudiera contentar a adolescentes y a adultos, que son el público que compra en las tiendas especializadas. Actualmente, existen cómics excelentes que pueden disfrutar un chaval de 14 años y un señor de 40 y tantos, como el de “Ms. Marvel”.

¿Crees que hay una sobresaturación de superhéroes en las carteleras de cine actuales?

Creo que se está abusando de la fórmula de las ficciones televisivas, creando un universo fílmico interconectado en el que tienes que ver todas las películas para apreciar todo el conjunto, como si fuera un gran crossover superheroico. Aunque soy muy fan de Thor, ninguna de sus películas me ha parecido destacable, pero contienen algún detalle que se transmite a las otras. También existe el abuso de la fórmula. Actualmente, en los cómics de Spider-Man, Peter Parker es un empresario de éxito, como una especie de Steve Jobs moderno. Sin embargo, en los cines se estrenará “Homecoming”, una historia donde Parker es adolescente y comienza su carrera de superhéroe, por tercera vez en poco tiempo. Personalmente, me gustaría ver una película sobre el Parker de los cómics, no otro reinicio de su adolescencia.

¿Cuál es tu superhéroe es tu preferido y por qué?

Batman, por supuesto. Es la mezcla perfecta entre la literatura detectivesca y el superhéroe. Es un héroe con el que ha querido trabajar muchos grandes autores del cómic norteamericano, engrandeciendo su literatura mucha más que otros personajes.

Hércules, Superman. ¿Son diferentes encarnaciones de ese héroe al que aludía Joseph Campbell en su libro “El héroe de las mil caras”?

El artista David Rubin lo dejó muy claro en su brillante obra “El héroe”, los antiguos héroes mitológicos fueron los primeros superhéroes de la historia: desde Gilgamesh a Heracles. Existe un monomito sobre las historias de los héroes como muy bien indicaba Joseph Campbell. El problema es que la historia de Heracles o Aquiles es casi única, conocida, limitada. Muchos superhéroes existen desde hace 75 años; y algunos han visto como se ha rehecho su origen hasta en más de tres ocasiones. Esto hace casi imposible acotar a un héroe a un solo mito, porque cada autor se habrá inspirado en otras historias para entregar un comic-book mensual de Batman o Superman desde 1939.

¿Crees que los superhéroes ostentan a día de hoy el estatus que antaño tenían los dioses en la tradición oral?

La relación de los pueblos con sus dioses ha ido cambiando a lo largo de los siglos. Antiguamente, los dioses eran seres superiores que regían varias funciones de la sociedad, desde el nacimiento, la agricultura, la caza, la guerra, la muerte o la fecundidad. No he indagado demasiado en las relaciones antropológicas de los humanos con sus dioses, pero yo siempre los he imaginado como unos funcionarios mitológicos. Sin embargo, con la llegada de la religión judía, cristiana, islámica y budista, las religiones más modernas, la religiosidad es algo más interno, la fe se convierte en algo personal que atañe al alma humana. Lo superhéroes nunca podrán competir con esa fe personal, ni juegan en la misma liga, pero muchos reproducen arquetipos de la mitología antigua. Aunque recordemos que muchos héroes de los cómics han adquirido sus poderes por medio de la ciencia, como Spider-Man, Capitán América o Hulk.

¿Opinas que la actual tendencia a la secularización de la sociedad ha influido en el auge de los superhéroes en el que estamos inmersos?

No lo creo, aunque existe un determinado aficionado a los cómics y la ciencia-ficción que se podría declarar ateo. Sería muy complicado leer a Isaac Asimov o las historias de los Nuevos Dioses de Jack Kirby y creer que existe un Dios al estilo más dogmático de la fe cristiana. Kirby era judío pero era un ateo atípico: creía en las teorías de Erich Von Däniken que explicaban que los dioses de la antigüedad habían sido extraterrestres. Kirby, en el fondo, creía en todos los dioses, pero no en su divinidad, sino en su origen alienígena. Cosa que transmitió en cómics como Los Eternos o Los Nuevos Dioses.

¿Qué opina del estado actual de la industria del comic español?

Esta en muy buena forma artística y existe un mercado con editoriales muy especificas que producen varias novelas gráficas al año con una calidad insuperable. Supongo que eso es una buena señal. Personalmente, actualmente disfrutó más leyendo cómics españoles que francobelgas, y hace una década no era así.

A lo largo de 2016 han visto la luz en España varios ensayos sobre el mundo del tebeo. ¿Opinas que al comic se le empieza a tomar en serio como género?

El cómic tiene más de un siglo de historia; el de superhéroes está cerca de cumplir los ochenta. Si existe ensayos sobre video-juegos, que es una industria relativamente joven, es normal que se pueda contar mucho más sobre cómics, que es bastante más antiguo. Más que tomarse en serio, tiene relación con lo que te comentaba antes: actualmente hay una generación de adultos que han crecido con los cómics y muchos de ellos son periodistas que quieren indagar sobre su historia… como yo.

Superman, Batman, The Phantom, etc. surgen en los EEUU post gran depresión. ¿Cree que surgieron como respuesta a la frustración imperante de la época?

Grant Morrison apunta en su libro “Supergods” que Superman era un héroe del pueblo. Se enfrentaba contra extorsionadores y mafiosos; y, luego, como el periodista Clark Kent, los denunciaba en su diario. Batman nació como un héroe más cercano a las historias de detectives, al noir y al thriller, aunque pronto se hizo más “amable” con la entrada de Robin en la vida de Bruce Wayne. The Phantom, sin embargo, viene de la tradición pulp de héroes de inspiración literaria como Doc Strange, Tarzán o John Carter. La literatura pulp fue una respuesta a la gran depresión, pero más como una vía de escapismo (aunque algunas historias contenían denuncia social). Lo superhéroes heredaron ese escapismo, pero tuvieron que abandonarlo rápidamente para luchar en la Segunda Guerra Mundial.

¿A qué cree que se debe el auge reciente de los antihéroes como Daredevil, Punisher, Luke Cage etc.?

Los personajes que comentas fueron creados, o reinventados, a lo largo de los setentas por influencia de las películas más violentas de esa época; films que se habían quitado el corsé del Código Hays en 1967 y vencido a la censura. En los cómics americanos existía el Código Code, que fue revisado en 1971 gracias a Stan Lee. A partir de ese año se pudo introducir cómics como Drácula y otros monstruos de la literatura, o entornos mafiosos y criminales. Géneros como el noir, los thrillers o el terror nos encantan, nos gusta pasar miedo. Entre tanto blanco y negro, los grises son atrayentes para los artistas y los lectores, por eso han triunfado personajes como Punisher, Lobezno o Luke Cage.

¿Qué comic recomendaría a alguien para iniciarse en el género?

En 2016 te recomendaría que te fueras corriendo a la tienda de cómics a hacerte con el “Ms. Marvel” de G. Willow Wilson, Sana Amanat y Adrian Alphona, el “Estela Plateada” de Dan Slott y Michael Allred, “La Visión” de Tom King y Gabriel Hernández o “Wonder Woman” de Brian Azzarello y Cliff Chiang; pero también hay clásicos como “Los Nuevos Dioses” de Jack Kirby, “El regreso del Caballero Oscuro” de Frank Miller, Klaus Janson y Lynn Varley o el siempre grande “Watchmen” de Alan Moore, Dave Gibbons y John Higgins.

2 comentarios sobre “ENTREVISTA A MANU GONZÁLEZ – AUTOR DEL LIBRO DIOSES HEROES Y SUPERHEROES –

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: